https://i0.wp.com/www.reportero24.com/wp-content/uploads/2012/09/paquetazo-rojo.jpgDurante la campaña electoral en la que el finado engañó a todo el país diciendo que estaba curado, que no tenía ni un átomo de cáncer y que viviría hasta el 2100, se afincó en otra gran mentira para convencer a su fanaticada enloquecida: Capriles, de ganar, tenía un paquete de ajuste económico, asesorado por el FMI, el Banco Mundial y el mismísimo imperio, con el que pretendía acabar con los éxitos del comunismo castrochavista e imponer, una vez más, al odiado neoliberalismo salvaje.

Ese paquetazo fue la voz de la amenaza del finado durante la campaña póstuma que ganó en octubre y se despidió de este mundo dejando a todos sus votantes con la orden de votar por Maduro y al resto de los venezolanos, los excluidos de oposición, a merced de lo que hicieran los Castro después de la muerte del líder intergaláctico. Ya se sabe lo que pasó. Los chavistas, no todos porque perdió casi dos millones de votos, obedecieron al fallecido y, entre trampas y ventajismo, hicieron ganador al mejor presidente que ha tenido Venezuela en 100 años como dirá Lula en cualquier  momento para jalarle mecate al oriundo ahora de Candelaria, antes de Chaguaramos o de El Valle. Da lo mismo. La verdad es que da exactamente lo mismo. En un país donde la presidenta el CNE sale con un documento extraño, incompleto, con errores y omisiones, para probar que su jefe es venezolano y no se le da la oportunidad a los verdaderamente venezolanos de comprobar el asiento del papelucho, puede ocurrir cualquier cosa. Hasta un chino que no habla español vota en esta cosa que todavía pretenden llamar país. Y es justamente la cueva principal de las trampas y el fraude la que sale a certificar la nacionalidad del heredero del finado. Pero, como decimos, da lo mismo. La verdad es que ya no importa nada. Pero el tema es otro. Regresemos.

Hablamos del paquetazo de Capriles que al final, como el fallecido decidió arrancar y dejarle la pelota a Maduro, se trata más bien del paquetazo de Maduro, el hijo del finado. Ese paquete comenzó antes de las elecciones. Devaluó y comenzó a soltar precios. Busca plata, emite bonos, se endeuda. Y ya llegó al llegadero. Ningún país con plata, como China, se atreve a soltar dólares así no más. Por eso viene lo que viene. No hay más deudas. No hay dólares suficientes en las reservas internacionales. Los fondos se los robaron. Están limpios de perinola y emitiendo billetes sin respaldo por órdenes del BCV en la Casa de la Moneda de Maracay. Fácil. Pero el colapso es inminente. Por eso decimos que ya no importa nada.

De allí que el paquetazo de Maduro, sin Merentes como mediador, viene y será duro. Para empezar el otro hijo adoptivo dijo que el dólar Cadivi a 6.30 bolívares tísicos quedará solo para medicamentos y alimentos. Eso genera zozobra, pero no irá preso. Todo lo demás irá a otro precio, es decir devaluación. Y muchas cosas o desaparecen o quedan a precios impagables salvo para los propios enchufados del chavismo, todos podridos en real. Paquetazo y feo es lo que viene.

Esta gente logró su cometido y está acabando con el sector privado. Muchas empresas no llegarán, en estas circunstancias, más allá de abril del año que viene. Y la cúpula comunista, rica, adinerada. Solo obsérvelos si no se ha dado cuenta ya. Estafaron al país.

LO VENGO DICIENDO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s