El lunes 25 de noviembre desde La Habana la agencia cubana Prensa Latina anunció a los cuatro vientos: “La refinería de petróleo que opera como la firma binacional cubano-venezolana Cuvenpetrol S.A. en la ciudad de Cienfuegos, cumplió el plan anual tras procesar 19,7 millones de barriles de crudo, informaron hoy medios locales. Él rendimiento industrial se comportó por encima de lo planificado, lo que hizo ‘más eficiente’ el funcionamiento y redujo la cantidad de productos residuales, según explicó el director general de la refinería, Humberto Padrón, citado por la agencia estatal Prensa Latina…. El directivo cubano evaluó de ‘notable’ el incremento en los volúmenes de gasolina y diesel producidos y la estabilidad del equipamiento tecnológico, por encima del 98 por ciento del programa”.

Siguiendo con la noticia, al final de la misma Prensa Latina señala: “Los gobiernos de Cuba y Venezuela mantienen desde el año 2000 un convenio que abarca acuerdos de toda índole, incluido uno energético por el que la isla recibe 100.000 barriles diarios de petróleo”. Esta escueta noticia prueba con meridiana claridad los tenebrosos y fraudulentos negocios que se destilan entre la burocracia cubana y la boliburguesía venezolana bajo el cuento de “la cooperación energética y la solidaridad revolucionaria”. Hagamos una simple operación aritmética a partir de los datos que suministra Prensa Latina.

Según la nota de prensa para el 24 de noviembre (la noticia se publica el lunes 25), la refinería de Cienfuegos había procesado 19,7 mil toneladas métricas de petróleo. El Informe de Gestión Anual 2012 de PDVSA, señala que esta planta tiene una capacidad nominal de refinación de 65.000 B/d. Hasta ahora y salvo información en contrario, esta es la única refinería en Cuba que procesa el petróleo que se envía desde Venezuela. Si dividimos los 19,7 millones de barriles procesados entre los 328 días de refinación a los que se refiere la noticia nos da una refinación diaria de 60.000 barriles al día y aquí viene uno de los misterios de este agujero negro que hoy se llama PDVSA.

Según el Informe de Gestión Anual 2012 de PDVSA para ese año se informó que se estaban enviando 98.000 B/d a Cuba. Sin embargo la agencia de prensa informa que Cuba recibe 100.000 B/d. Preguntamos: ¿Adónde fueron a parar los 40.000 B/d restantes, supuestamente exportados a Cuba? Estos 13.120.000 barriles que no fueron procesados en Cuba, representan al precio promedio del petróleo este año, unos USD$1.312.000.000. Esto si lo vendido por Cuba es solo petróleo crudo. Esta cifra podría ser mayor si se comprueba que el envío de petróleo a Cuba está en el orden de los 115.000 B/d, como han declarado algunas fuentes y si además se envía derivados como gasolina de avión que, según declaraciones, Cuba está exportando incluso a España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s