SI3

Un cuento corto sobre la Venezuela de hoy…

La 6:00 de la mañana de una venezolana que sale muy temprano a buscar el sustento, el marido aun duerme pues estuvo toda la noche buscando que hacer para abastecer dinero a su casa, un colchón sobre el barro le dan descanso a 3 niños inocentes, un perro comparte el sueño con ellos, con la mirada entorpecida por el sueño golpea eventualmente la cerca de algún vecino en el barrio, en una esquina y en el mismo estado están sus amigas, preguntándose donde ir esta vez a hacer la cola por comida, conversan y se quejan de lo duro que está la cosa y lo caro que esta la vida, un comentario externo expone una diciendo; sabes a quien mataron anoche, si un joven promesa, estudiante de la universidad que fue ultimado por la policía confundiéndole con un maleante. Así corren las horas en un bus que apretado de quejas y desagravios va rodando por la ciudad hacia un destino incierto, llegaron al mercado, uno retirado que pertenece al gobierno, ya habían personas desde el día anterior así que va a ser difícil llegar, deciden ir a otro lado,  se trasladan a otro sitio sin percatarse de que en pocos momentos un motorizado y su parrillero les llegaría para quitarles lo poco que tienen en efectivo y su celular, indefensas antes los antisociales y la histeria repentina de quien no quiere ser desposeído de lo suyo, pide ayuda y esta sería silenciada con un disparo fulminante.

Las 12:00 del mediodía, entre policías matraqueros y pendencieros corre el tiempo mientras un cadáver se cocina en la carretera víctima de un delincuente, en completa soledad y sin dinero con la incapacidad de enviar un texto de auxilio, tres personas que hasta ese momentos honestas, proceden a interceptar a un extranjero que circulaba con su cámara por los alrededores, entre lo poco que pudieron conseguir estaban 25 dólares americanos con los que pensaron salvarían el día, sin daño físico el extranjero sale despavorido sin mirar atrás, dejando a hasta hace rato, personas honestas que probaron el cómodo sabor de despojar a otros de lo suyo, con la excusa de estar necesitado o ser víctima de un régimen que los está dejando morir a menguas.

3:00 de la tarde, caminando por el centro en busca de un mejor cambio por sus dólares por fin consigue a quien seguro les resolvería al mejor cambio, y es como en un espéreme aquí voy por el dinero, deja en espera inocente a quienes en un círculo macabro fueron robadas, robaron y como ley de Karma, fueron bajo un inocente pero efectivo engaño desposeídas otra vez de la esperanza que salvaría el día. Ruedan por la ciudad buscando alternativas y poco a poco se dispersan las vecinas quedando sola en una esquina a escasas 20 cuadras de su casa.

6:00 de la tarde, empieza a oscurecer y apurando el paso, camina de prisa antes que la oscuridad le llegue, maldiciendo gobiernos, presidentes y políticos, llega a su casa, encuentra a su marido pegado a la televisión con una cerveza en la mano, los niños en el patio jugando con el perro y la mesa esperando por su llegada, una mesa servida, servida con platos vacíos.

Si miras tu reloj, justo a esta hora alguien está en la calle buscando el sustento para no tener una Venezuela de los platos vacíos, una María, Josefina o Eleonora, estará caminando de lugar en lugar buscando el sustento mientras se cuidan de un hampa que desbordada arremete hasta su propia gente, el día a día de los venezolanos que conformistas y sumisos al punto de complicidad con un régimen que los oprimen, ocupados en su día no recuerdan lo que una vez fueron, donde una vez estuvieron, no recuerdan el País que perdieron, venerando falsos mesías que le utilizo como tontos útiles a su revolución y al debacle de una nación entera, Venezolanos que ricos en todos terminamos siendo pobres de razonamiento y decisión patriota de reclamar y hacer valer oportunamente nuestros derechos mas básicos y universales.

Si esto te parece una fábula, no vives en Venezuela…

Sin más que agregar…

#ToBiasRuBio

Anuncios

Un comentario en “La Venezuela de los Platos Vacios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s